DisplayBanner-min.jpg (728×90)

Adolescentes hablan de la “Deep Web”

En La Mesa de la Verdad de La Mexicana

A los catorce o quince años lo habitual es asistir a una escuela secundaria, salir con tus amigos al cine, juntarse en sus casas a ver películas o jugar video juegos, hacer la tarea, dormir a las diez de la noche y un largo etcétera.

Giovanna, Florencia y Ángel son tres niños hidrocálidos que cumplen con la cotidianidad antes mencionada, de hecho, uno de ellos es parte de la escolta de su escuela, como resultado de su excelencia académica.

Pero en esta ocasión la conversación no gira en torno a lo que todos sabemos sobre los niños de secundaria, sino, sobre las acciones, las costumbres y las tendencias a las que estos niños se han visto expuestos en los últimos años.

El horrible acto de un niño de su edad que disparó contra su maestra y sus compañeros en su salón de clases es punto de partida en esta Mesa de la Verdad. Ellos tienen algo que decir, alguien tiene que escucharlos.

“Yo creo que en el momento en que un chico está haciendo eso es porque sus papás no están presentes para ver lo que el niño está sufriendo. Creo que pudo haber sido influenciado por otros amigos” dice tímidamente Giovanna.

Florencia y Ángel piensas que es más un tema de falta de comunicación entre los padres y los maestros, que se ve agravado por la falta de atención que tiene el niño en casa.

Los tres niños coinciden en que la moda de cortarse los brazos ha regresado a las aulas de secundaria. Así lo califican ellos, como una moda, una manera de llamar la atención. Parece ser que el inflingirse dolor a la vista de los demás es una llamada de alerta que, al menos entre los alumnos, no pasa desapercibida.

“Yo pienso que sí podría pasar algo como lo de Monterrey en Aguascalientes. Ya tenemos el tema de los suicidios en jóvenes y adultos” dice Florencia.

Pero no solo se trata del acceso de los jóvenes a las redes sociales, Giovanna toca un tema que es tabú en la sociedad, un secreto a voces: la deep web. Saber que niños de catorce y quince años tienen acceso a la parte oscura del internet, donde uno puede encontrar desde pornografía infantil, pasando por tráfico de órganos, violaciones en vivo, trata de blancas, hasta asesinos a sueldo, no es un tema menor. La información que los estudiantes de secundaria tienen sobre este tipo de cuestiones son tan sencillas de encontrar que solo basta con escribir las palabras “deep web” en youtube, y cientos de miles de resultados aparecen en pantalla: explicaciones, investigaciones, tutoriales paso a paso sobre como acceder… la información sensible sobre el tema parece infinita.

Pero estos chicos no solo vienen a denunciar, también vienen a proponer: limitar el acceso a redes sociales, revisión de mochilas en las escuelas, fomentar la relación padre-hijo, son solo algunas de las soluciones o precauciones que ven estos niños para que una tragedia como la de Monterrey no se repita en las aulas hidrocálidas.

DisplayBanner-min.jpg (728×90)
Categorías
Local
Sin comentarios

Dejar comentario

*

*

RELACIONADOS